miércoles, 4 de abril de 2018

🎇Exquisito vivero estelar



     La exquisita nitidez de esta imagen de 2005 del Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA ha extraído una población subyacente de estrellas infantiles incrustadas en la nebulosa NGC 346 que aún se está formando a partir de nubes de gas que colapsan gravitacionalmente. Todavía no han encendido su combustible de hidrógeno para mantener la fusión nuclear. La más pequeña de estas estrellas infantiles es solo la mitad de la masa de nuestro Sol. 
      El cúmulo de estrellas NGC 346 es parte de la región de formación de estrellas más importante de la Pequeña Nube de Magallanes, la cual se encuentra a unos 210.000 años-luz de distancia. Las enormes estrellas de este cúmulo tienen una vida corta pero muy energética. Los vientos y la radiación que despiden han creado un gran hueco (unos 200 años-luz de punta a punta) en el gas y el polvo interestelar. Los resultados de este proceso son la formación de nuevas estrellas y la peculiar forma en que la materia se acumula en el borde interno. Esta región de formación de estrellas, catalogada como N66, también está salpicada con un gran número de protoestrellas. Este tipo de estrellas cuentan con una edad de entre tres y cinco millones de años, y aún no han comenzado a consumir hidrógeno en sus núcleos.

      NGC 346 Es una joya espectacular similar a otros viveros de estrellas que se encuentran en el Universo temprano.









Crédito de la imagen: Crédito: NASA, ESA y A. Nota (STScI / ESA)
Última actualización: 23 de marzo de 2018
Editor: Karl Hille
Para leer más sobre este y otros artículos en NASA 

2 comentarios: